miércoles, 15 de febrero de 2012

Me basta con ser tu enemiga,tu todo, tu pecado, tu alivio.



Puedo ponerme humilde y decir que no soy la mejor, que me falta algo para atarte a mi cama. Puedo ponerme digna y decir toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos, de un rato me llamas. Y si quieres también puedo ser tu trapecio y tu red, tu adiós y tu ven, tu manta y tu frío, tu resaca, tu lunes, tu hastío.